A través de las personas

Las contradicciones de Recursos Humanos

Con el comienzo del nuevo año, he tenido oportunidad de leer una de las entradas más típicas que se suelen hacer por estas fechas, que son la previsiones y/o tendencias de Recursos Humanos para el nuevo año. En ese sentido, he podido ver como nos siguen apareciendo los “usual suspects” de los últimos años, en distintos formatos (Cambios Organizativos, HR Analytics, Sistemas en la Nube, Inteligencia Artificial, Robótica y, en términos generales, todo lo relacionado con la tan traída Transformación Digital).

Siendo que creo que todas esas tendencias o prioridades siguen estando ahí y, en mayor o menor medida, las empresas las iremos adoptando con el tiempo, hoy en una charla escuchando el relato de un CIO no pude dejar de pensar que, además de analizar todas las tendencias y áreas por donde debemos ir avanzando, también sería interesante, en paralelo, conseguir eliminar todas aquellas contradicciones que se dan, bien relacionadas con los Recursos Humanos, como área, o bien con la gestión de personas, en general…dejadme exponeros 4 ejemplos rápidos:

• Rompamos Reglas pero luego, ¿hacemos lo de siempre? – Comenzaré con la anécdota de este CIO, y es que mencionaba como en un proceso de selección, y después de 20 años de experiencia, le decían que les encantaba el perfil, pero que no tenía experiencia en el sector de la empresa cliente…..claro, en una función tan transversal como el área de tecnología, ¿de verdad es tan critica la experiencia del sector si el resto del perfil lo cumples?; y si aplicamos eso a todos los puestos, ¿de verdad eso enriquece la selección y refresca las ideas en una organización?, ¿favorece eso la tan manida innovación? ¿No seguimos siendo muy endogámicos y “cortos de vista” en la visión de Recursos Humanos?
Creo que esto que comentaba es algo que nos encontramos muchas veces dentro de los procesos de selección y que no ayudan en absoluto ni a las empresas ni a los candidatos, ni al dinamismo en general. Afortunadamente, hubo algún Headhunter por ahí que contrato a un tal Pablo Isla en Inditex viniendo de sectores radicalmente distintos al de su empresa actual….y el resto es historia 🙂

• Hablamos de una evolución de la función, pero luego ¿nos la creemos?- Recuerdo en muchas ocasiones cuando yo comenzaba en Recursos Humanos que muchas personas (incluidos en nuestra propia área), le daban más importancia a tener 5 años de experiencia en Recursos Humanos, que tener 3 años en la función y 2 años en Marketing (y por supuesto, la experiencia financiera y de consultoría la obviaban)….y no solo eso, sino que en muchos casos (¡¡¡Muchos!!!), la pregunta clásica era como había acabado en Recursos Humanos desde Marketing, (con mirada de “bicho raro” incluida);   eso sí, luego te hablaban de Employer Branding con absoluta naturalidad y se quedaban “más anchos que largos”, y mi reflexión es: ¿tiene sentido?, ¿hacemos lo que predicamos?…o voy aún más lejos, ¿pensamos lo que decimos?, ¿lo entendemos?, ¿nos lo creemos?

• Queremos ser relevantes en la Empresa pero, ¿hacemos algo para serlo? – En muchos casos, especialmente en reuniones donde nos juntamos muchas personas de Recursos Humanos, acabamos quejándonos de como no se nos hace caso en la empresa, de como no estamos en donde se toma la decisión y otras áreas sí, de como nuestros líderes no nos entienden y no nos consideran, pero ¿hablamos antes de Estrategia y de bottom line que de actividades relacionadas con las personas?, ¿entendemos que tenemos que hablar desde la estrategia y tener nuestras acciones ligadas a ella?, ¿buscamos la “accountability” en nuestras acciones al igual que la hacen las otras áreas?…resumiendo, ¿elevamos nuestro discurso hasta el nivel que la Dirección lo escucha, lo entiende, lo respeta y lo pide?;  me gusta antes de echarle la culpa a los demás y rasgarme las vestiduras, hacer una reflexión interna, honestamente.

• Apostamos por los millennials y por la experiencia, pero…¿de verdad? – Uno de los primeros artículos de este Blog, creo recordar que fue hace 4 años, se llamaba “La cuadratura del círculo” y, en cierto sentido, por desgracia, cuatro años después sigo pensando lo mismo. Decimos que apostamos por los jóvenes, pero luego el paro por debajo de los 30 años es aterrador, y a los que tienen trabajo están con becas, trabajos temporales, prácticas, etc. y, por otro lado, valoramos la experiencia y el seniority, como se dice, pero luego los profesionales por encima de 45/50 años quedan en su mayoría excluidos del mercado laboral, cuando por otro lado la jubilación y la formación de familias se retrasan…¿eso significa que la vida laboral útil de una persona se reduce a 15/20 años?, ¿De verdad somos consistentes con lo que decimos?, ¿aprovechamos la experiencia y la cualificación de nuestro capital humano a su máximo potencial, o nos reducimos a buscar siempre lo mismo? ¿analizamos realmente a las personas o nos dejamos llevar por lo fácil?

En fin, que podría seguir con muchas más contradicciones que creo nos encontramos en nuestra área y en la gestión de las personas desde mi punto de vista, pero en definitiva yo a este año le pediría a nuestra función que, además de avanzar hacia todo lo nuevo, de verdad seamos capaces de dejar atrás determinadas cosas y, en especial, nuestras “queridas” contradicciones de Recursos Humanos.

¡¡¿Te animas tu a exponer alguna más? ;-)!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.